La tela se deshilacha, el terror de los principiantes. ¡Evítalo fácilmente!

Hay telas que no paran de deshilacharse hagas lo que hagas… ¡De ahora en adelante vas a ponerle una solución a este problema!

Para entender al 100% qué es deshilachar, es mejor que sepas cómo están hechas las telas

Muchos hilos entrelazados en horizontal y en vertical forman una tela, como si se tratase de una red. Los hilos horizontales se llaman Tramas y los verticales Urdimbres.

En la imagen te he puesto las tramas en azul y las urdimbres en negro, para que puedas visualizar cómo van los hilos fácilmente.

Tramas y urdimbres

¿Qué significa deshilachar?

El ancho de una tela tiene los bordes sellados por lo que por ahí no suelta hilos.

Cuando cortas una tela, las urdimbres o tramas ya no están sellados, por lo que los hilos del lado que acabas de cortar están sueltos. ¿No te ha pasado que tiras de uno y este «sale» de la tela sin esfuerzo?

Al coser una tela siempre la estás moviendo de aquí para allá y sin querer estos hilos suelen ir saliendo y aflojándose cada vez más, por lo que tienes que cortarlos de vez en cuando. Esto es lo que significa deshilachar, que la tela vaya perdiendo hilos por los bordes donde has dado un corte.

deshilachar

¿Qué puedo hacer para que la tela no se deshilache?

No te preocupes. Es muy común que la tela empiece a deshilacharse y su solución es fácil. Te explicaré dos maneras, una que se pueda hacer con una máquina de coser casera y la otra más profesional, con una remalladora.

Con una máquina de coser casera

  • Elige la puntada en Zig-Zag moviendo la Rueda de tipo de puntadas.
  • Mueve la Rueda de la aguja. Cuanto mayor sea el número que pongas a la Rueda de la aguja, más ancho será el Zig-Zag. Por eso no debes ponerla en el número O, ya que así el movimiento será nulo y coserá en línea recta.

Debes coser la tela por el borde, haciendo que en cada movimiento de zig-zag la aguja haga una puntada en la tela y otra fuera. Así sujetarás los hilos sueltos y evitarás que se salgan por muchos movimientos que hagas.

zig zag

¡Y ya queda solucionado el problema! Qué fácil ¿verdad?

Con una remalladora

Una remalladora es una máquina específica para evitar el deshilachamiento. Ésta máquina, a diferencia de la habitual, cose con 4 agujas (con un hilo en cada una de ellas) y además tiene una cuchilla que corta la tela sobrante, para que la costura quede justo en el borde. Es una gozada usar la remalladora, a mí personalmente me encanta.

Solo debes tener cuidado de que no se te escape la tela porque como te he mencionado, lleva incorporada una cuchilla. Es difícil que te haga un corte a ti, no te preocupes, pero muy fácil que la tela se t e mueva y cortes por donde no debes. Por eso debes remallar con cuidado y practicar bastante antes de utilizarla con una tela buena.

deshilache remallado

Estas dos maneras son muy efectivas para evitar que la tela se te vaya a deshilachar. Pero el resultado final es diferente: mientras que en una máquina casera te limitas a evitar que se deshilache, con una remalladora obtienes un resultado más limpio.

Si coses en casa solo para ti o tus familiares, o te estás adentrando ahora en el mundo de la costura, con el Zig-Zag es más que suficiente. En cambio si quieres darle un aspecto profesional a tus prendas o quieres venderlas, yo te recomendaría usar una remalladora, no son baratas pero son una buena inversión y tus prendas tendrán siempre un acabado perfecto.

¡Espero que de ahora en adelante no se te deshilache ninguna tela!


Ya sabes que si hay algo que no te ha quedado del todo claro, necesitas información extra o tienes alguna duda, puedes escribirlo en los comentarios. Te responderé lo antes posible. 

26 comentarios en “La tela se deshilacha, el terror de los principiantes. ¡Evítalo fácilmente!”

  1. Buenas noche, muy agradecida por tu aporte y así seguir aprendiendo más y con trucos, un abrazooo… Bendiciones ..

  2. Muchas Gracias por la información!!! Me sirvió un montón para usar mi máquina doméstica!!! Pensé que sin overlock no se podía hacer!!! Saludos, desde Argentina…

    1. ¡De nada! Gracias a ti por leerlo, me alegro de que mis lecciones sirvan 🙂 ¡¡Desde ahora no tendrás este problema!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *