Industrializar un patrón. Indispensable si quieres que la prenda quede bien.

La palabra industrializar suena a algo que no se puede hacer en casa, algo potente y difícil. Sin embargo, es todo lo contrario, algo fácil de hacer y necesario para la confección.

Industrializar es el paso que va entre tener los patrones finalizados y la tela cortada.

¿Cómo se industrializa un patrón?

Cuando terminas de dibujar el patrón de cualquier prenda, el siguiente paso es añadirle un margen de 1cm alrededor de la misma excepto en la línea que sea al lomo. En la siguiente imagen puedes observar el patrón base de la falda, el patrón en líneas azules y la industrialización en negro. Al industrializar también se marcan los piquetes y taladros, como te lo explico en esta entrada.

Ejemplo de industrialización

La pieza que tengas que cortar en la tela es la que has industrializado y al coser tienes que tener muy en cuenta el centímetro de margen que has puesto, que se llama centímetro de costura. La finalidad del centímetro de costura es tener un margen uniforme para coser y que la prenda quede con las medidas exactas del patrón.


Ya sabes que si hay algo que no te ha quedado del todo claro, necesitas información extra o tienes alguna duda, puedes escribirlo en los comentarios. Te responderé lo antes posible. 

4 comentarios en “Industrializar un patrón. Indispensable si quieres que la prenda quede bien.”

  1. Me gustaria un tutorial , donde expliquen como hacer una tabla de tallas para confeccionar ropa en serie, tengo mis dudas en cuanto a las tallas que encuentro en la Web ya que una talla 34 en una tabla es en busto 80 y cintura 60 y en otra tabla es 84 y busto 63 es solo un ejemplo.

    1. Buenas Isabel, la tabla de tallas es diferente según dónde mires, tal y como tú has dicho. En realidad, alguien con una cintura de 100cm (por ponerte un ejemplo), tiene la talla 50 (es decir, la mitad de su medida).

      Y aquí entra en juego el marketing. Imagina que esa persona de talla 50, va a una tienda, se prueba un pantalón de 48 y ¡ala! Como anillo al dedo. No es que haya adelgazado de repente o que su talla es 48. Significa que esos pantalones en realidad son de la talla 50, pero si le ponen una talla menos, la gente se siente mejor consigo misma al ver que «tiene una talla menos» y se lo compra.

      De ahí que muchas tablas de tallas no coincidan. Cada uno lo hace a su manera.

      Si no me he explicado muy bien puedes escribirme un mail y lo hablamos tranquilamente 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *